NOTICIAS

21 abril, 2015

El microbioma intestinal se relaciona con la sensibilización a alimentos y el asma

Una reciente investigación realizada por investigadores de la Universidad de Alberta y la Universidad de Manitoba en Canadá y publicada en la revista Clinical & Experimental Allergy demuestra que los niños con menos diversidad de sus bacterias intestinales a los 3 meses de edad tenían más probabilidades de mostrar sensibilidad a ciertos alimentos como el huevo, la leche y el cacahuete a la edad de 12 meses siendo dos tipos de bacterias de particular importancia: Enterobacteriaceae y Bacteroidaceae.

El microbioma intestinal se relaciona con la sensibilización a alimentos y el asma » Los autores analizaron los datos de 166 niños participantes en el estudio CHILD.
En este mismo estudio, los investigadores encontraron que los niños que desarrollaron sensibilización a alimentos tenían diferentes niveles de estas bacterias en comparación con aquellos que no lo hicieron.

El equipo utilizó los resultados de análisis de ADN para clasificar las bacterias en las heces de los niños recogidas a los 3 y 12 meses de edad pudiendo comprobar que las bacterias presentes en etapas tempranas de la vida predijeron el desarrollo de sensibilización alimentaria al año de edad medida por una prueba de reacción en la piel sugiriendo que los patrones de bacterias intestinales en la infancia pueden servir como biomarcadores de enfermedad alérgica en el futuro.

Los autores analizaron los datos de 166 niños participantes en el estudio CHILD, que está siguiendo más de 3.500 familias y sus hijos recién nacidos en Canadá encontrando 12 lactantes (7,2%) que eran sensibles a uno o más alimentos comunes al año de edad. Los autores comprobaron que en estos casos el microbioma contenía una cantidad excesiva de enterobacterias mientras que las Bacteroidaceae estaban insuficientemente representadas en la microbiota intestinal de los lactantes sensibilizados a alimentos a los 3 meses y 1 año. El análisis reveló que el aumento en la riqueza de bacterias intestinales a los 3 meses se relacionó con una reducción significativa en el riesgo de sensibilización a alimentos al año de vida. Además, conforme la relación de Enterobacteriaceae a Bacteroidaceae aumenta, también lo hace el riesgo de sensibilización a alimentos.

Los investigadores planean ampliar su tamaño de muestra y continuar siguiendo a los niños para poder hacer un análisis más profundo a los 3 y 5 años.

West CE, Renz H, Jenmalm MC, Kozyrskyj AL, Allen KJ, Vuillermin P, Prescott SL; in-FLAME Microbiome Interest Group. The gut microbiota and inflammatory noncommunicable diseases: associations and potentials for gut microbiota therapies. J Allergy Clin Immunol. 2015 Jan;135(1):3-13.
http://www.jacionline.org/article/S0091-6749(14)01650-9/pdf
.

Volver a Noticias


Conectando