NOTICIAS

07 abril, 2015

El gen de la obesidad no influyó en el índice de masa corporal hasta 1942

Existen numerosos estudios que han explorado el papel relativo de los factores genéticos y ambientales sobre la expresión del fenotipo en los seres humanos.

El gen de la obesidad no influyó en el índice de masa corporal hasta 1942 » Los efectos genéticos pueden ser modificados por los cambios en el medio ambiente a través del tiempo.
Existen numerosos estudios que han explorado el papel relativo de los factores genéticos y ambientales sobre la expresión del fenotipo en los seres humanos. Investigación reciente también ha tratado de identificar genes y medio ambiente y sus interacciones, con éxito desigual. Una posible razón para estos resultados dispares se puede relacionar con el hecho de que los efectos genéticos pueden ser modificados por los cambios en el medio ambiente a través del tiempo. Por ejemplo, el aumento notable de la obesidad en los Estados Unidos en la última parte del siglo XX podría reflejar una interacción entre la variación genética y el cambio de las condiciones ambientales que juntos afectan a la penetración de las influencias genéticas.

La asociación documentada entre un índice de masa corporal determinado y su variante genética y corporal al parecer se remonta sólo a la época de la Segunda Guerra Mundial, lo que sugiere que los cambios ambientales pueden influir en la forma en que se expresan los genes, según un nuevo estudio publicado en enero de 2015 en PNAS por el Dr Rosenquist de la Universidad de Harvard y sus colegas.

Para evaluar la hipótesis, los autores utilizaron datos del Estudio Framingham del Corazón, que comenzó a inscribir a 5.209 personas en 1948, y del estudio posterior Framingham Offsprin, en el que participaron 5.124 descendientes de la cohorte original a partir de 1971. Sólo se usaron los datos tomados cuando los sujetos tenían entre 27 a 63 (hasta 2008), con el fin de limitar los efectos de la edad en sí. Estos datos se utilizaron para probar si la asociación bien documentada entre la variante genética rs993609 del FTO (asociada a masa grasa y obesidad) y el índice de masa corporal (IMC) varía entre las cohortes de nacimiento, período de tiempo, y el ciclo de vida. Utilizando modelos edad-período-cohorte lineales con restricciones que incluyen controles de la familia, los autores encontraron que hay una relación sólida entre la cohorte de nacimiento y la correlación genotipo-fenotipo entre el alelo de riesgo FTO y el IMC, con un punto de inflexión observada para los nacidos después de 1942. De manera que estos resultados sugieren como influencias genéticas en los rasgos complejos como la obesidad pueden variar con el tiempo, probablemente debido a los cambios ambientales globales que modifican la penetración alélica.

Tras el uso de varios modelos, el Dr. Rosenquist y sus colegas encontraron una fuerte asociación entre la variante genética rs993609 del FTO y el IMC de 1942 a 1945 en adelante, pero no antes de ese periodo. Aunque el estudio no analizó los mediadores ambientales, la década de 1940 fue el momento en que los avances tecnológicos comenzaron a reducir el gasto energético y la ingesta de alimentos procesados con alto contenido calórico se hizo más frecuente.

Este estudio es el primero en añadir la dimensión del tiempo a la exploración de las influencias genotipo-ambiente en el fenotipo ya que la mayoría de los estudios anteriores habían sido transversales y habían arrojado resultados mixtos.

Volver a Noticias


Conectando